¿Por qué casi todos los relojes que se venden se parecen al Rolex?

Si observamos qué tipo de reloj es el que más se vende, comprobaremos que es un diseño vintage de 1926, el Rolex Oyster. En el cartel de publicidad de la marca en Italia, se puede ver ya los grandes parecidos que hay en la forma final que domina actualmente el mercado mundial de relojes. Decimos forma no marca ya que Rolex es una marca de lujo, pero la forma está liberada como patente, por lo cual muchas marcas la usan con muy pequeñas variantes.

En 1931 el creador de Rolex Hans Wilsdorf, presentó para la marca de su propio nombre, el diseño de la forma tan conocida en el campo de la relojería. Con respecto al diseño anterior, suprimió el puente metálico entre las garras de los pasadores, que en aquel momento era una forma bastante compleja de mecanizar. El bisel se realza y la caja media se le da un aspecto de monobloque con líneas agudas y sólidas muy vanguardistas. Se trabaja la textura de las superficies ya que se ve un bisel pulido a espejo con una superficie bruñida o cepillada de forma circular. Las líneas que predominaban en 1931 eran las rectas, que contextualizaban muy bien con formas curvas de cilindros del movimiento racionalista.

Hans-Wilsdorf-Tommy-Taylor

Después de la presentación de esta forma, muchas marcas introdujeron la misma forma con escasas variantes, como el Blancpain Fifty Fathoms que se sigue vendiendo, aunque ha evolucionado bastante. Estas formas de relojes han cambiado dentro de sus respectivas marcas pero sigue conteniendo la forma básica, que es la que parece que está grabada en el subconsciente colectivo.

Actualmente la forma original del Rolex Oyster se aplica para casi todo tipo de diseños y marcas tanto de lujo como de bajo coste. Los relojes llamados “homage”, homenaje en cristiano, hacen su agosto imitando totalmente esta forma. Pero muchos relojes que quieren dar un aspecto elegante a bajo precio la utilizan y tienen una gran aceptación.

Este fenómeno solo se puede explicar bajo una memoria estética de formas. Son formas heredadas de un subconsciente individual y colectivo, dentro de unas experiencias estéticas gratificantes. La idea de que a forma del Rolex haya impactado dentro de la sociedad con un producto tan novedoso como fue el reloj de pulsera sumergible, puede que haya quedado grabada en la memoria colectiva de una sociedad que avanzaba a la modernidad. Muchos de nosotros hemos pasado tiempo en los escaparates de las joyerías de nuestra ciudad viendo formas que eran increíble e inalcanzables. Los mas agraciados han tenido la suerte de poder ver y tocar físicamente esos relojes a sus padres o abuelos, con lo cual el carácter emocional del diseño junto con la forma crean un lazo afectivo-estético que se transmite generación en generación.

Por este motivo muchas de las nuevas marcas apuestan por formas mas seguras que por diseños mas vanguardistas, que en muchos casos el éxito puede ser incierto.

estudio vintage wec design 1